¿Quién puede solicitar un micropréstamo?

Cualquier persona mayor de 21 años con nómina, pensión o ingreso recurrente. Los préstamos rápidos son productos diseñados para ayudar a resolver pequeños contratiempos puntuales, por lo que la cantidad de dinero que permiten obtener no suele ser muy alta.