¿Qué es la carencia de un préstamo?

La carencia es un período, por lo general inferior a 2 años, durante el cual no es necesario pagar una parte o todo el importe de las cuotas del préstamos. La carencia se suele aplicar a clientes con poder adquisitivo bajo o con ingresos irregulares, tales como estudiantes y autónomos. Existen dos tipos de carencias: total, donde no es necesario pagar ni intereses ni capital del producto durante el tiempo determinado, y parcial o de capital, donde sí es necesario pagar los intereses del préstamo. Sin embargo, los intereses siempre se acumulan durante la carencia, y cuando ésta termina, se añaden al precio final, lo cual encarece las cuotas sucesivas.

Posts Recientes